Exposición de carácter permanente “Bosque Comunero” de la localidad de San Pelayo

El bosque comunero: una sala de exposiciones en plena naturaleza con la revolución comunera como hilo conductor.

 

El bosque comunero es una sala de exposiciones en plena naturaleza que propone un recorrido por la historia comunera a través del arte contemporáneo. El propósito es poner de manifiesto el valor natural de la cuesta de Carremajada, a la vez que se potencia y divulga el trabajo de artistas de Castilla y León, en este caso, en torno a uno de los hechos históricos más relevantes de la Comunidad: el movimiento comunero.

Actualmente se pueden visitar tres obras, las ganadoras de la primera edición del concurso cuya segunda convocatoria se abrirá tras el verano, con el objetivo de que las obras seleccionadas, que se sumarán a las intervenciones ya instaladas, puedan ser ya visitadas durante la jornada del 23 de abril de 2022.

En Unión, que obtuvo el primer premio del concurso, Jesús Hilera ha creado una pieza escultórica formada por cuatro brazos unidos que forman un eslabón, enmarcados por cuatro vigas. El conjunto (con unas medidas aproximadas de 1,30 m de ancho x 2,3 m de alto) simula una ventana, un mirador desde el que contemplar los campos de Castilla y el municipio de San Pelayo. Los brazos, completamente desnudos, representan a los cuatro comuneros más conocidos: Juan Padilla, Juan Bravo, Francisco Maldonado y María Pacheco. «Brazos como símbolo de trabajo, de unión; brazos que sostienen; brazos que se unen formando una cadena como signo de fraternidad, la lealtad representada por la unión de los brazos que luchan por un objetivo común», en palabras de Hilera.

Sitio V, de efímerARQ, que se alzó con el segundo galardón, es una instalación de madera que hace las veces de hito en el paisaje (visible desde la carretera), marca en el camino y asiento para la contemplación del entorno. Tiene forma de letra V, símbolo del número 5 romano y del quinto centenario de la revuelta comunera, con sus proporciones adaptadas para asemejarse al check de las redes sociales y las aplicaciones móviles de mensajería instantánea, «que indica que lo estamos haciendo bien», según los autores. Esta instalación es de color rojo ribeteado de negro, en alusión a los colores comuneros.

Crónlech (un pueblo, un objetivo), con el que Jesús Hilera consiguió el tercer premio, se ubica en el claro de la parte media del pinar, donde se han levantado seis vigas de madera de 2,5 m de alto, aproximadamente, recuperadas de una casa castellana de principios del siglo XIX. El autor describe esta obra así: «La belleza del trabajo artesanal, de lo rudo y de lo puro, junto a reminiscencias de un antiguo hogar castellano convertido en obra de arte». Las vigas forman un círculo, que representa al pueblo castellano, en torno a una central, que simboliza el objetivo común por el que se luchaba.

 

¿Dónde está?

Exposición de carácter permanente

Duración del evento

Fecha de inicio: 30 jul 2021
Fecha de fin: 31 dic 2021

Documentos de interés